Humphrey Bogart y el por qué de su Encanto

En 1941 nace uno de los galanes más duros del cine, Humphrey Bogart. Su aire mordaz, su retórica ágil y ese corazón de piedra, que solo buscaba ser amado, hicieron que conquistara la pantalla de nuestros televisores y también nuestros corazones.

Humphrey bogart

Thomas Burberry fue el creador de la mítica gabardina que acabó volviéndose parte de Bogart, prenda que empapó con sus interpretaciones, otorgándole virilidad, misticismo y la ambigüedad que caracteriza a sus personajes.

Aunque si algo tenemos claro, es que Bogart no sería nadie sin sus sombreros.

Humphrey Bogart en "Casablanca"

Uno de los más icónicos, fue el sombrero Fedora que utilizó en “Casablanca” y otras cintas de aire triste y trágico. El sombrero, accesorio que implica distinción y clase, cubría parte de la cabeza de Bogart, lo que le confería, además, un aire misterioso a sus personajes.

Posteriormente utilizó también sombreros tipo panamá, en cintas más cálidas y brillantes. También, en sus viajes por las aguas profundas y misteriosas sustituía su maravilloso Fedora por sombreros de capitán, más acordes con el ambiente.

Humphrey Bogart en "La Reina de África"

Con un simple, viejo y algo raído sombrero consiguió conquistar a Katharine Hepburn en “La Reina de África”, siendo ya más maduro, pero con su eterno aire de galán.

Su siguiente característica: el traje. Bogart fue uno de los pocos que se atrevieron con el blazer cruzado, en tonos normalmente grises y en el mejor tejido posible: un príncipe gales sutil y discreto, que va en sintonía con su aire misterioso.

Otra de los elementos que completaban este aire de galán frío y misterioso era el eterno humo de su cigarro. Su elegantísima forma de fumar resultaba sumamente atractiva.

Solía acompañar su vicio con una buena copa de bourbon, bebiendo siempre con mucha elegancia, y es que Bogart destilaba encanto allá donde iba.

Leave a Reply