Sombreros para ir a trabajar

Tras las vacaciones de Navidad vuelta al trabajo, a la rutina, los madrugones, desplazamientos y también comeduras de cabeza, cada día, cuando abrimos el armario y nos toca decidir qué ponernos.

En este periodo en el que la mayoría buscamos ropa de abrigo más que ir elegantes, elegir con acierto es complicado ya que una vez que estamos en la oficina o lugar de trabajo lo más seguro es que terminemos pasando calor o frío. Pero de lo que no podemos privarnos es de ir, al menos, calientes en los trayectos al mismo y ahí es donde juegan un papel fundamental complementos como los sombreros.

Es la época ideal para lucirlos, nos resguardan y nos permiten llegar a la oficina con estilo y sin la necesidad de tener que llevar un peinado de 10. Todo son ventajas, porque hay pocas personas que salen de sus casas a trabajar con una sonrisa de oreja a oreja, así que nuestro complemento ayuda a disimular esas ojeras más grandes de lo normal, nuestro peinado desaliñado o las marcas de la almohada.

Así antes de salir de casa la cabeza bien alta con nuestros complementos favoritos: los sombreros y las gorras.

Gorras para el invierno Pingleton Hats

¿Y cuáles podemos elegir para esta época de frío? Lo que está claro es que a trabajar no vamos a ir con una Pamela. La apuesta segura será un tipo de sombrero que nos valga para cualquier look, de esta manera que conjunte con nuestra vestimenta será el menor de los problemas, más cuando precisamente no nos sobra tiempo que perder por las mañanas.

Aquellos tipo Cloché tan femeninos y bien encajados a nuestra cabeza para las mañanas más fresquitas, las gorras de lana que nos evitarán a perder calor por nuestra cabeza y cuyos acabados internos son de lo más agradables, y como no, los Fedora, más conocidos como Borsalino tan fáciles de encontrar, cómodos y prácticos a la hora de conjuntar. Ese sombrero, en su origen de fieltro, con cinta anudada en el lateral izquierdo, que ha sido capaz de inspirar hasta películas, y que hoy en día podemos encontrar realizado en diversos materiales. Son frecuentes las imágenes en revistas de famosas que ya se han rendido a su encanto y también estamos acostumbrados a verlo en los outfit de las bloggers más reconocidas.

Sombreros para invierno Pingleton Hats

Pues bien, cualquiera de estos tipos de sombrero utilizados en colores tierra, azules oscuro o negro nos encajarán a la perfección tanto si vamos a la oficina en traje de chaqueta, como con abrigos de lo más variopinto.

Y lo mismo ocurre con el tipo de calzado que llevemos: botines, mocasines, zapatos acordonados, zapatillas para los looks más informales… dará lo mismo lo que elijamos porque ambos complementos también casarán sin problemas.

Si nuestro empleo se desarrolla en la calle, con más motivo tendremos que proteger nuestra cabeza bajo uno de ellos, pero hay que tener en cuenta que de no ser así, que no se nos olvide quitárnoslo cuando entremos al trabajo, y más si lo desarrollamos en un espacio cerrado, que por mucho que nos guste como complemento hay ciertos sitios en los que puede no estar bien visto.

¡No olvidemos que muchos de los sombreros que conocemos hoy en día, fueron creados para hacer más fácil la vida de los trabajadores! ;)

Leave a Reply