Sombrererías del mundo: JJ Cat Center

En esta sección recorreremos las más famosas sombrererías del mundo. Y arrancamos por la tienda por excelencia de los sombreros más antiguos de Nueva York: JJ Cat Center.

Esta sombrerería situada en la quinta avenida, se estableció en la ciudad en 1911 y se distingue, según las palabras de sus dueños, por tener los mejores sombreros y gorras, un servicio excelente y un personal formado por las personas que poseen más conocimientos de la industria del sombrero.

Y tanta categoría se paga, a partir de 100 dólares podemos obtener uno de sus símbolos: una boina de las que ellos han catalogado de vendedor de periódicos, y por unos cuantos billetes más, gorras y sombreros que tienen una garantía de 6 meses, tanto si son adquiridos en su famosa tienda física o en su segunda tienda abierta en 2012 en el barrio de Brooklyn, como si los compramos en su “empanada de cerdo” Pork Pie Hatters, o lo que es lo mismo su tienda virtual abierta a todo el mundo un año antes y cuyos productos se distinguen por estar marcados por el conocido sello azul del simpático cerdito.

JJ Cat Center Pintgleton Hats blog

Nueva York cuenta con una larga tradición en la industria sombrerera, tanto es así que cuando JJ Hat Center abrió sus puertas a principios del S.XX, su competencia se estimaba en otras 48 tiendas de sombreros esparcidas por toda la ciudad. El hecho de que sus productos hayan gustado a lo largo de más de 100 años, y de que sus propietarios hayan tenido la suerte de perpetuarse, en la que ya es la tercera generación de vendedores de la familia, hacen que se haya superpuesto a cualquiera de sus similares.

Para los muchos amantes de sombreros que llegamos de nuevas a la ciudad, JJ fue un tipo con suerte, pero lo correcto sería decir que fueron tipos con suerte, porque eran dos: Jhon y su hijo Jack, propietarios de la tienda a finales de los años 70. De ahí surgió su nombre actual y el sobrenombre de “la tienda Borsalino”, tipo de sombrero, el Fedora, que les dio fama hasta convertirla en la minorista más grande de Borsalino de Nueva York.

JJ Cat Center Pingleton Hats blog

Aunque lo normal es ver a esta ciudad como un referente en moda femenina, con actrices famosas, bloggers y cantantes iconos de la moda paseando por sus calles o con una pasarela de prestigio, lo cierto es que la industria de JJ Hat Center ha apostado mucho y lo sigue haciendo por el sector masculino. Por el hombre que se abre a la moda, que renueva su ropa y por consiguiente sus complementos, y para ellos son la mayor parte de sus productos, modernos sombreros que podría llevar el neoyorkino más urbanita, el más dejado y el más sofisticado. Pero sobre todo sombreros que apuestan por la calidad, como la mayor parte de los jóvenes clientes que atraviesan sus puertas.

Precisamente ellos serán los que marquen el futuro de este negocio y el crecimiento del “made in USA”, una etiqueta cuyos propietarios quieren que sea un referente. Que los compradores sepan que se trata de un producto de calidad y sobre todo nacional.

A través de los sombreros se puede viajar por todo el mundo, conocer las características de un país, su clima, su cultura y a sus habitantes. Si pensamos en sombreros americanos hay dos muy característicos que nos vendrán en mente: el sombrero Stetson o texano que tan bien aguantaba los trotes a caballo de los soldados de la legión y el sombrero Cloché que lucían con gracia las atrevidas americanas de los locos años 20.

Déjanos tu opinión