Royal Ascot, una Celebración muy Extravagante

En 1711 Ana de Inglaterra inauguró el hipódromo de Ascot en el condado de Berkshire, pero lo que no se imaginaba, es que se convertiría en cumbre británica de tradición, realeza y extravagancia. Y es que ya son más de 300 años desde que empezó esta celebración, la cual se celebra siempre a mediados de Junio, empezando en martes y terminando en sábado.

Durante estos cinco días llegan al hipódromo unos 400 helicópteros y 1000 limusinas en los que reúnen desde lo más exquisito de la sociedad británica hasta jeques árabes.

El número total de asistentes suele rondar los 300.000 y es que, en estas carreras, hay en juego 7.6 millones de Euros en premios, ¡como para no ir!

Aunque entre tantos asistentes famosos, sin duda alguna, la mayor protagonista de todos es la Reina Isabel II, la cual lleva yendo todos los años sin falta desde 1945, y siempre realiza una entrada triunfal montada en una calesa tirada por caballos para inaugurar formalmente las carreras de Ascot.

sombreros en ascot

Debido a que esta celebración reunía a personajes tan importantes, las normas para acceder al recinto son cada vez más estrictas. Al Recinto Real solo pueden acceder personas invitadas por terceras, que hayan estado en esa zona al menos cuatro veces antes.

También realizaron modificaciones y establecieron una serie de pautas tanto en el atuendo de los hombres como en el de las mujeres. Por ejemplo, en el caso de ellas, las faldas deben tener un largo mínimo, y no se aceptan modelitos demasiado llamativos, y, en el caso de ellos, deben llevar sombreros de copa. Aunque hay muchísimas más normas.

requisitos Ascot sombreros de copa

Pero, sin duda, el día más famoso y llamativo de las jornadas Ascot es el Ladies Day, ya que es cuando se celebra la carrera más importante, la Golden Cup. Aunque por lo que es más conocida es porque es el día en el que los sombreros son los auténticos protagonistas, pues es cuando vemos los modelos más exquisitos o más excéntricos y extravagantes en los invitados. Esta costumbre vino a raíz de la familia real, pues se consideraba descortés aparecer ante el monarca con la cabeza descubierta.

sombreros Ascot

Así que ya sabes, si vas a asistir a las carreras de Ascot, ¡que no se te olvide un buen sombrero!

Laisser un commentaire