Trilby, la opción unisex

Seguramente lo hemos visto en miles de cabezas pero al decir su nombre no nos suena, se ve por la calle, se ve en pasarela, aparece en películas y videoclips. Te hablamos del tipo de sombrero denominado Trilby, muy fácil de confundir con el Fedora, a pesar de que al verlos juntos se diferencie su ala, algo más corta, poca copa con hendidura de lágrima y una parte trasera con ala encorvada hacia arriba, que lo hace claramente reconocible. También nos recuerda al verde sombrero tirolés. 

Y decimos que se ve mucho, porque los famosos lo han puesto de moda al tratarse de un sombrero versátil, que lo mismo vale para invierno que para verano y que, por suerte, combina con todo y con todos, ya que tanto en hombres como en mujeres aporta sensualidad y ofrece un toque de seducción. De hecho a pesar de ser un sombrero, pensado para el hombre, cada vez hay más mujeres que se rinden a su encanto, tal vez porque saben que fueron ellas las que lo inspiraron, y es que Trilby O`Ferral era la protagonista femenina de una novela de George du Maurier, y en cuya adaptación teatral que se desarrolló en Londres, la actriz que daba vida a este personaje llevaba el sombrero que inspiró la aparición del Trilby. Eso sí, de lana, como pocos ya se ven.

triby 2 blog

El S.XXI le ha dado popularidad a este accesorio, que desde entonces nos ha acompañado con mayor frecuencia. Aunque fue en los años 60, cuando consiguió tener más fama, en la cabeza de estrellas como Sean Connery en James Bond o Frank Sinatra.

También la necesidad de llevar sombreros de ala pequeña y poca copa para conducir, se dice, que le dio un empujón a este modelo, que volvió a desaparecer en los 70, cuando se le dio más importancia al peinado que al accesorio masculino.

Como pasa con toda clase de productos, también el paso del tiempo ha cambiado al Trilby, de fieltro lo hacían los primeros fabricantes y en toda clase de tejidos y materiales podemos encontrarlo hoy en día: en paja, lana, nylon, etc.

trilby blog

Fue llamado el “sombrero flexible” por su material originario y en Inglaterra siempre se ha conocido como el “sombrero de paño marrón” que llevaban los ricos en las carreras de caballos. Sea como sea, hoy cualquiera puede tener un Trilby, porque es uno de los modelos más imitados y hasta en puestos callejeros es muy común de ver, eso sí, habrá que tener en cuenta la calidad incomparable de unos y otros.

Las mejores sombrererías del mundo lo tienen entre sus habituales, con aires renovados y en colores cada vez más atrevidos, a los que debemos perder el miedo porque es uno de esos privilegiados que no pasan de moda. Solo hace falta poner en Google las palabras “famosos con sombrero trilby” para darse cuenta de su fama: Brad Pitt, Rihanna, Sylvester Stallone, Jude Law, Diane Kruger o Marion Cotillard, son algunos de los que lucen este modelo que nos recuerda tanto a las películas de gánster.

Y si tenemos pareja no puede faltar, al menos en su armario o en el nuestro, ya que en tonos verdes, marrones, y beige nos conjuntará con cualquier look de diario a ambos. Y si queremos darle un toque más elegante siempre cabe la posibilidad de adquirir uno con banda de tela menos discreta que la sencilla y tradicional negra que lo rodea, o adornarlo en un lateral con plumas, flores o piedras de la misma gama de color que el propio sombrero. ¡Conseguiremos ser la sensación de la calle!

Deixar uma resposta